VISUALIZAR LIBRO COMPRAR EN AMAZON

Esta es la fascinante historia de un suboficial del Ejército español que formó parte del primer equipo de Apoyo de Fuegos que nuestro país en- vió, tras la Intervención de Malí, a instruir en técnicas, tácticas y procedimientos de Artillería y Morteros al derrotado Ejército de Malí.

Los 10 componentes de este equipo tuvieron que reinventar los manuales para adaptarlos al nivel cultural y los medios propios de los bravos solda- dos malienses. Estudiaron y tradujeron del ruso las armas colectivas que este país tenía y tiene en servicio. Hicieron la conversión de milésimas ar- tilleras a milésimas rusas, e idearon el medidor de ángulos T-12. Fueron los primeros… En todo.

“Lo primero que vi fue a un comandante español dándonos la bienvenida. Lo siguiente, la tierra roja africana fuera de la pista de aterrizaje. Mi- litares malienses, franceses, italianos, alemanes y, por supuesto, militares españoles que se mez- claban en una amalgama de uniformidades mi- metizadas propias de cada país».

 

Rubén Juárez Miranda (Madrid, 1978) pertenece a la XXIX promoción de la Academia General Básica de Suboficia- les del Ejército de Tierra, con especiali- dad fundamental Infantería Ligera.
Gran parte de su vida militar la ha de- sarrollado en la Brigada Paracaidista, exceptuando su paso por la Academia y un periplo de tres años en el Regi- miento «Garellano» de Munguía (Viz- caya).
Ha participado en misiones de man- tenimiento y estabilización de la Paz en Bosnia, Afganistán, Líbano y Malí. Está en posesión de varios cursos y aptitudes paracaidistas.